Los sistemas minisplit de aire acondicionado, son en realidad dos unidades (evaporador y condensador): la primera va en el interior del inmueble y la segunda en el exterior. La que va adentro por lo general se instala en la parte superior de una pared y se le llama high wall. La que va afuera es instalada para rechazar el aire caliente del interior del inmueble (lo expulsa por medio de un sistema de tuberías) y se encarga de recibir aire fresco.

Si bien ambas unidades deben estar conectadas entre sí, también cuentan con una instalación de tubería de cobre para el gas refrigerante, además de un espacio para las conexiones eléctricas.

A continuación, enlistamos algunas ventajas de los sistemas minisplit de aire acondicionado.

+ Su operación es silenciosa y su tamaño compacto es ideal para cualquier espacio.

+ Es un equipo con muy buena estética, ideal para el hogar, oficinas, restaurantes.

+ Su instalación debe hacerla un técnico especializado, pero en realidad sólo necesita un hoyo en la pared de 3 pulgadas de diámetro.

+ Los residuos de la condensación son dirigidos al drenaje por medio de una instalación diseñada para ello.